Feliz Día del Odontólogo
Feliz Día del Odontólogo
5 (100%) 11 votos

Cada 03 de Octubre Celebramos el Día del Odontólogo en Venezuela, y entre otros países también en Argentina, Colombia, Ecuador, Uruguay, Cuba, Paraguay y República Dominicana.

Como muchos otros profesionales yo también celebré este día junto a mis colegas, tal como puedes ver en la foto de portada de este artículo

Hoy los Odontólogos celebramos y dignificamos nuestra profesión, a pesar de las dificultades, a pesar del momento país que vivimos en Venezuela.

Pero así como en un país la minoría más pequeña es el uno, el ciudadano, en cada gremio, en mi gremio, la minoría más pequeña pasa por cada uno de nosotros, el profesional.

 

Hoy aprovecho de felicitar a mis colegas, y a mis futuros colegas que en las Facultades de Odontología pasan circunstancias inéditas y difíciles como solo ustedes han visto.

 

Y también les hago un llamado a recordar la importancia de cada uno de nosotros, de uno en uno, de cada uno, para hacer que nuestra profesión, la Odontología, siga siendo, como hasta ahora lo es, una profesión de altos estándares técnicos, científicos y académicos

 

Porque más allá de los poderes políticos y sus fallas, más allá de los Ministerios, de los Colegios de Odontólogos y de las Universidades, estamos nosotros, los ciudadanos, los profesionales, que uno a uno le damos forma y vida a nuestra profesión.

alojamiento wordpress

Es nuestra pasión, si, esa expresión se ha convertido en leit motiv en las redes sociales, pero también es nuestra responsabilidad, desde el momento que asumimos nuestra educación continua una vez tomamos nuestro título, hasta el momento que decidimos atender a cada paciente.

 

Hoy celebramos que somos parte de este gremio, y también parte de este país.

 

Nos ha tocado en las páginas de nuestra historia vivir años difíciles, años de degradación y tiranía del contexto en el cual vivimos.

 

Sin embargo, Venezuela, este país, nuestro país, se conforma no solo por su tierra y recursos naturales, sino por lo más importante que tiene cualquier tierra, su gente, nuestra gente, nosotros.

 

Porque un país no se compone de un pueblo, sino de sus millones de ciudadanos, y entre esos ciudadanos estamos nosotros, quienes tuvimos la oportunidad de convertirnos en profesionales

 

Como personas, como ciudadanos, como profesionales, no nos define tanto lo que escribimos, lo que decimos, lo que posteamos en redes sociales y fuera de ellas, son nuestros actos, uno a uno, esos actos que hacen la diferencia

 

Y hoy felicito a quienes con sus actos hacen de mi profesión, nuestra profesión, lo que es hoy en día, les agradezco a ayudarme a convertirme en el profesional que en el presente soy.

 

Mi gratitud y reconocimiento a esos hombres y mujeres, mujeres! porque a ti lector no-odontólogo, te cuento que alrededor del 85-90% de mis colegas son mujeres, y la misma proporción se ve en las Facultades de Odontología de Venezuela

 

Ayudemos a hacer de Venezuela un país mejor, desde nuestro profesionalismo, desde nuestra integridad, desde nuestra práctica clínica.

 

Lo que cultivemos hoy será lo que cosecharemos mañana,

 

Para quienes ya somos Odontólogos, les cuento una fábula, algo resumida de su versión original

 

En un oasis, en alguna parte del desierto, estaba un anciano llamado Elihau.

 

Se encontraba de rodillas, al lado de unas palmeras datileras.

 

Hakim, mercader acaudalado, vecino y amigo del anciano Elihau, se detuvo a su lado mientras Elihau, al parecer cavaba en la arena.

 

Lo saluda “La paz sea contigo anciano”, y Elihau sin dejar su tarea le responde “Contigo”

 

Hakim, curioso, le pregunta a Elihau, “¿qué haces aquí, con esta temperatura y esa pala en las manos”

 

“Siembro” fue la respuesta del anciano

 

“¿Qué siembras Elihau?”

 

“Dátiles” responde Elihau

 

Y la respuesta sorprendió a Hakim, e inmediatamente invita a Elihau a beber algo de licor afirmando que el calor le ha dañado el cerebro a su amigo

 

Elihau, se niega “Debo terminar la siembra, luego, si quieres, bebemos”

 

Hakim le pregunta su edad a Elihau “No lo sé, 60, 70, 80, ya lo he olvidado”

 

Y aquí Hakim le afirma a su amigo que los datileros demoran unos 50 años en dar frutos, “Sabes que no te deseo mal, pero dudo que vivas más allá de los 100 años”

 

Y Elihau le respondió “yo comí los dátiles que otro sembró y no soñó probar esos dátiles, yo siembro hoy para que otros mañana puedan comer los dátiles que hoy planto”

“Y aunque fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea”

 

Porque son nuestros actos y nuestras obras los que a lo largo del tiempo y de manera retrospectiva nos definen

 

Para todos aquellos que también se dedican a cuidar de la sonrisa: Feliz Día del Odontólogo!

 

Entre otros de mis artículos, también te invito a leer sobre:

 

Odontologo (USM) Diplomado de Odontologia Estetica (UCV)Consulta en Caracas, Venezuela

5 respuestas a “Feliz Día del Odontólogo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *